Diputados: no destruyan los mares costarricenses

La Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON) solicitó a los y las diputadas su voto NEGATIVO sobre el proyecto de Ley N°21.478: Ley para el Aprovechamiento Sostenible en la Pesca de Camarón en Costa Rica, conocido popularmente como “pesca de arrastre”.

Esperamos que como Primer Poder de la República, sean garantes de la representación que las diversas poblaciones costeras han demandado al movilizarse para expresar su rechazo a la pesca de arrastre, que amenaza su bienestar económico y social. Además, son ustedes responsables de tomar decisiones bajo la objetivación de la tutela ambiental, por lo que les exponemos la siguiente petitoria:

Hechos

1- La pesca de camarón sostenible ya es una realidad en el país. Los sectores pesqueros a lo largo y ancho de las costas costarricenses, aprovechan la colonización que varias poblaciones de camarón realizan de áreas poco profundas con técnicas de pesca legales y de bajo impacto. No hay desabastecimiento en los mercados locales. Así mismo, en otros lugares los pescadores realizan captura selectiva de langosta con técnicas selectivas de buceo, óptimas para no afectar ciclos reproductivos.

2- En las comunidades pesqueras es posible comprar camarón en sus periodos permitidos, beneficiándose múltiples familias que no dependen de prácticas industrializadas altamente impactantes en el ambiente submarino. El proyecto impulsado por Incopesca pretende que se priorice el beneficio de un sólo sector (industrial), concentrado geográficamente, por sobre el beneficio distribuido de la productividad marina a nivel nacional que es posible tras la prohibición de una técnica insostenible que arrasaba en diferentes sectores del país, donde el impacto de la explotación de arrastre mermaba las poblaciones que podían capturar las pequeñas embarcaciones.

3- Son estas prácticas sostenibles las que el Estado debe incentivar. No debe haber apego a una actividad que fue reconocida por su extraordinaria capacidad de dañar el patrimonio marítimo del país. La interconexión de los ecosistemas y las cadenas tróficas (alimenticias) de las especies se ven altamente impactadas con el barrido del fondo océanico. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lo comparó con una “tala rasa”. En el tiempo, las poblaciones capturadas para aprovechamiento o por daño colateral serían mermadas, afectando su productividad e impactando negativamente en la economía costera comunitaria

Fundamento científico insuficiente para la decisión

1- Re-abrir los mares costarricenses a la sobreexplotación que implican las artes de arrastre para pescar camarón, con el proyecto 21478, pone de nuevo en riesgo los ecosistemas del lecho marino y su equilibrio. Pescadores artesanales de Coyote y Bejuco, en donde se realizan registros ordenados de incidencia de capturas, obtuvieron en 2019 la mayor captura de pargo manchado en sus 12 años de registros, duplicando la cantidad de pargos atrapada en 2011. Esto respondería a la recuperación desde 2013 del equilibrio en los ecosistemas destruidos por décadas de esta actividad descontrolada.

2- Los estudios para respaldar la iniciativa de Ley que se discutirá, se realizaron en un período insuficiente para dar validez científica: en tres meses y en pocos sitios de muestreo. Además, sólo se estudiaron 2 de las 10 especies de camarón capturadas para fines comerciales.Con base en estos elementos críticos, al proyecto se han opuesto La Procuraduría General de la República, el Ministerio de Ambiente y Energía, el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (UNA), las Municipalidades de Nicoya, Hojancha, Carrillo y Nandayure, la Cámara de Pescadores, Armadores y Afines de Guanacaste, la Cámara de Turismo de Guanacaste y otras organizaciones.

3- La Federación Ecologista (FECON) se une a la solicitud que se hace por parte de grupos pesqueros, costeros y ambientalistas, para que la Asamblea Legislativa rechace esta Ley, que destruiría los procesos de regeneración marina que se han podido sostener desde el 2013, luego de sufrirse décadas de destrucción de los ecosistemas profundos por esta práctica desregulada.

4- Como indicó la Sala Constitucional en el año 2013, esta técnica, “incide negativamente en un desarrollo sostenible democrático puesto que disminuye las posibilidades de pesca de los pescadores artesanales”. La estimación es que en Costa Rica, por cada kilogramo de camarón se sacrificaron 7,5 kilos de fauna de acompañamiento no aprovechable.

Votar NO a la pesca de arrastre
Demandar soluciones reales a Incopesca

1- Les solicitamos posicionarse del lado de las prácticas de pesca artesanal y selectiva, que no sacrifican los ecosistemas, que valoran su protección. Estas traen y pueden traer más bienestar a las comunidades costeras en armonía con el ambiente y es hacia ese rumbo que debe caminar el modelo de gestión de los mares de nuestro país.

2- No se puede anteponer el beneficio del sector industrial al de los sectores locales de múltiples comunidades pesqueras a lo largo del país. Son miles de personas las que participan de este beneficio y su derecho a la producción sostenible garantizándose un ambiente sano y ecológicamente equilibrado debe ser resguardado, con el rechazo al proyecto de Ley que representa únicamente intereses sectoriales.

3- Para solucionar la situación crítica que pasan las 500 familias desempleadas desde 2013 por el sector exportador de camarón y otros indirectamente afectados, Incopesca debe interceder con proyectos que democraticen el mar, y no lo afecten reactivando una técnica poco controlable en alta mar. El país no tiene recursos para fiscalizar estas explotaciones y trabajadores de embarcaciones han indicado que en la práctica no se respetan las medidas de mitigación de la pesca incidental (especies que no son camarón).